L.I.S.M.I.

La LISMI es la Ley de Integración Social del Minusválido (Ley 13/1982 de 7 de Abril), cuyo objetivo final es la inserción al mercado laboral de personas con discapacidad. Es por esto que las empresas con una plantilla de trabajadores superior a 50 están obligadas a reservar una cuota del 2% de su plantilla para personal con discapacidad.

"La discapacidad no está en las personas con minusvalías, está en la mente de muchos que se dicen sanos"

Para facilitar el cumplimiento de esta Ley, en el año 2000 se establecieron una serie de medidas que ayudarían a las empresas a cumplir con esta obligación.

Las medidas alternativas son una opción de carácter excepcional que ofrece la LISMI para hacer frente a esta obligación reguladas por el Real Decreto 364/2005.

Una de estas medidas alternativas es la posibilidad de contratar servicios o suministros con un Centro Especial de Empleo como Reality Investments.

 Centro Especial de Empleo nº 243

Reality Investments colabora en todo el proceso de adecuación a la Ley LISMI, la tramitación de procesos administrativos, certificados, etc.